(clase gratis)

Descarga gratis aquí

Como vivir una vida intencional

Vivir intencionalmente vs vivir en piloto automático

 

Me la paso hablando sobre dejar de vivir en automático y vivir una vida intencional, pero ¿qué significa realmente? ¿Cuál es la diferencia? ¿Y por qué importa?

vida intencional

¡Me encanta que te estés cuestionando!

 

A mi, me apasiona el concepto de vida intencional, desde que lo “descubrí” hace aproximadamente 4 años, y cambió mi vida. Te cuento la historia versión corta:

 

Antes que nada quiero decirte que siempre he sido muy soñadora y me he aventado a hacer grandes cambios y cosas por seguir mis sueños, no siempre he seguido el camino de vida convencional sin embargo hubo un periodo (varios años) en mi vida que me sentí muy atrapada y estancada, justo fue la época cuando deje de vivir por mí y seguí lo que yo pensé que todo el mundo esperaba de mí. Es un periodo agridulce en mi vida que dura aproximadamente 7 años, empezó cuando mi primer hijo entró a la escuela y sentí la necesidad de pertenecer y ser como las demás.

 

Como la mayoría de las mujeres que son mamás y además tienen muchos sueños personales por hacer, me la vivía corriendo de arriba a abajo con 3 hijos, llevándolos a sus actividades y todo lo relacionado con niños, que si lo escribo lleno la página :), encargándome de la casa (pagos, limpieza, comidas, mantenimiento), del marido, las escuelas, los proyectos (de los hijos), los compromisos sociales, las familias (mía y de mi esposo), los desayunos de mamás… Ah y me olvidaba del trabajo, por si fuera poco, además de mi trabajo 24/7 de mamá, yo también contribuía a la casa económicamente así que aparte de todo eso, también trabajaba ¿Te suena conocido?  Estaba todo el día y toda la noche “trabajando duro” y era agotador, pero pensé que era normal, parte de la etapa de mi vida. 

 

Estar cansada y abrumada es solo parte de ser mamá, ¿no? Antes mencioné que tenía muchos sueños, todos en pausa, porque como va a haber tiempo de hacer algo más cuando no me da tiempo de hacer lo que ya de por sí TENGO que hacer.

 

O al menos, eso me dije a mí misma durante esos años. En el fondo, algo dentro de mí gritaba “¡esto no está bien!” pero no tuve tiempo ni energía para escuchar. Estaba demasiado preocupada por mantener la cabeza a flote y cumplir con todo. 

 

Mi vida en piloto automático

 

Mi vida era solo “vamos, vamos, vamos” y sin embargo, sentía que siempre estaba retrasada, que nunca era suficiente, que nunca me alcanzaba el tiempo para sentirme satisfecha conmigo misma. Estaba demasiado ocupada para investigar  que había atrás de esa voz molesta que me decía “tú estás hecha para más” así que la apagué. No había tiempo para “tonterías mías”, estaba demasiado ocupada sirviendo a los demás, esposo, hijos, padres, escuelas, amigos, sociedad…. Todo en mi vida era: lo que tengo que hacer. 

Y no me malinterpretes, muchas de estas cosas son mis más grandes tesoros y memorias, como por ejemplo, la crianza de mis hijos cuando eran bebes, la compra de mi primera casa, mi coche nuevo pagado por mí, una de mis mejores amigas (que sigue siendo) la conocí en la escuela de los niños, me encanta cocinar, jugar con mis hijos y en realidad no me podía quejar, no llevaba una mala vida, simplemente es que por alguna razón, no me llenaba. Era un sentimiento general, de que no había tiempo para algo más, algo mío. Era como si faltará algo.

 

Pensaba que cumplir con mi papel y tener la vida aparentemente perfecta era el secreto para finalmente sentirme exitosa, pero ¿estaba funcionando? Realmente no. Yo veía a otras mamás felices en ese papel pero a mi me picaba por hacer “algo más”. En realidad, estaba tratando de hacer tanto de lo que se esperaba de mí que no me daba el tiempo de preguntarme que es lo que realmente quería o si mis muchos sacrificios valían la pena.

 

¿Necesitaba tener una casa? ¿Me gustaba estar casada? ¿Por qué trabajaba? ¿Me gustaba estar tan involucrada en la escuela? ¿Qué quería hacer con mi vida? 

 

¡Quién sabe! No dejaba que estas preguntas me quitaran tiempo, porque al final de cosas, que importaba lo que yo pensara o sintiera…. Se tenía que hacer, solo estaba concentrada en pasar la semana: ¿Me daría tiempo de llegar a todas las actividades y hacer las tareas? ¿Pagar los servicios? ¿Tenía suficiente dinero en el banco para pagar la hipoteca? ¿Cuándo recuperaría el sueño perdido?

 

Soñaba despierta con estar en otro lugar y veía de lejos a otras mujeres que además de sus tareas cotidianas, viajaban y escribían libros y además la pasaban genial, pero en el momento pensé que esa vida no era para mí, mi vida estaba ya marcada. No se sentía posible porque me sentía atrapado en mi vida y la idea del cambio me incomodaba.

 

Mirando hacia atrás, esta era una clara señal de que necesitaba mirar más a fondo, pero no lo hice. En cambio, era más fácil seguir viviendo en piloto automático. Tomé decisiones de vida (tanto grandes como pequeñas) basadas en lo que todos los demás estaban haciendo y esperaban de mí, y dejé que el impulso de estas decisiones me arrastrara por la vida.

 

Los días se convirtieron en semanas y las semanas en años. Sentía que la vida me pasaba de largo … hasta que aprendí sobre la vida intencional. Yo le llamo Apretando Reset y es el lema de mi vida. Esto es lo que necesitas saber.

 

¿Qué es la vida intencional?

 

LA VIDA INTENCIONAL SE TRATA DE EXAMINAR EL “POR QUÉ” y “PARA QUE” haces las cosas.

 

Vivir una vida intencional es un poco diferente para todas. Básicamente es cuando evalúas tus valores + pasiones y alineas su vida con esos principios.

 

Hablemos de toda esa parte de alineación por un segundo.

 

La vida intencional no es una elección única. Literalmente, cada decisión que tomo debe tomarse intencionalmente. Siempre debería estar buscando mis metas, valores y pasiones. Eso es lo que pasa con la vida intencional: es intencional.

 

Entonces, ¿cómo es exactamente la vida intencional?

 

Evalua tus amistades + invierte tu tiempo y energía en las personas que te importan.

 

Hacerte cargo de tus finanzas y ser responsable.

 

Establecer metas que realmente te interesan y luego tomar medidas para asegurarte de que se cumplan. Te invito al descargar tu visualización guiada para conseguir todo lo que quieres.

consigue lo que quieres

 

Es estar en un lugar saludable mental + físicamente.

 

Es adquirir buenos hábitos que te ayudarán a vivir una vida con sentido.

 

Vivir intencionalmente es usar tu valioso tiempo en cosas, personas y actividades que sean importantes para ti. Es preguntarte por qué haces las cosas y que las respuestas tengan sentido. Aquí hay algunas preguntas para considerar.

 

¿Por qué tus amigos, son tus amigos?¿Te caen bien? O solo te llevas con ellos por compromiso.

¿Por qué compraste [escribe tu última compra]? Es algo que te fascina o solo es comprar 

¿Por qué elegiste tu carrera / trabajo? Eres feliz, te satisface o solo paga facturas.

¿Por qué estás con tu pareja? Por amor o es por miedo a estar sola o al cambio.

¿Por qué estás casada? Porque tú quieres o porque la sociedad lo esperaba de ti.

¿Por qué eres mamá? Porque tu lo decidiste o porque sucedido y si así fue como vives tu maternidad. Amas o la resientes.

¿Por qué vives donde vives? Te gusta tu ciudad, tu casa o sueñas con vivir en otro lado. ¿Porque no lo haces?

¿Por qué comes lo que comes? Comes en automático o con intención estás conectada con tu cuerpo?

¿Por qué no haces eso que te encanta? ¿Que te detiene?

¿Por qué te desvelas? ¿Vale la pena?

¿Observa cómo te hacen sentir tus respuestas? ¿Tienen sentido? ¿O son confusas y/o conflictivas? ¿Te costó responder algunas de estas preguntas? ¿Por qué? 

 

Vivir con intención significa examinar de cerca las elecciones en tu vida y, si no estás satisfecha aún lo que ves, hacer los cambios correspondientes, pueden ser poco a poco, no es necesario que cambies radicalmente, pero para eso sirven las metas. Elegimos un puñado de lo que más importa hoy y vas trabajando en cada área hasta que te sientas en dirección.

 

Tenemos una vida, el tiempo que estaremos en este mundo es limitado, no nos hacemos más jóvenes con cada día que pasa. Este no es un ensayo de nuestra vida, no podemos esperar que un día por arte de magia todo cambie. Está es nuestra vida y debemos de tomar las riendas de ella.

 

Cada decisión, cada acción debe ser intencional. es algo así como estar presente y con intención en cada cosa que hagas. Si vas a ir a cenar con tus amigas vas a disfrutar a tus amigas al 100%. Si vas a jugar con tu hij@ ese tiempo no es accidental, está agendado y no hay distracciones, estas intencionalmente con tu hij@. Si estás creando tu negocio, el tiempo que apartes es enfocado. 

 

VIVIR INTENCIONAL NO SE TRATA DE TENER TODO RESUELTO 

 

Vivir intencionalmente no significa que tengas que tener toda tu vida resuelta … Pero SÍ significa tener un propósito detrás de tus acciones. Tampoco se trata de ser existencialista, y  no es un carpe diem 100%, es más como vivir con propósito. 

 

Considera las siguientes dos declaraciones:

 

“Estoy tomando una clase de escritura creativa porque quiero escribir una novela antes de los cumplir 40 años”.

 

“Estoy tomando una clase de escritura creativa porque me siento inspirada cuando exploro mi creatividad y estoy considerando escribir un libro algún día”.

 

Ambos son ejemplos de vida intencional, ¡aunque la primera persona probablemente tenga un plan de diez años y la segunda aún esté decidiendo qué preparar para la cena!

 

Debes saber que puedes elegir ser intencional sobre la dirección de tu vida sin tener que tener por escrito tu destino final. Nadie tiene todo resuelto, y eso está bien. Te vas a equivocar, vas a cambiar de dirección y eso también está bien.

 

Cambiar de parecer, de dirección y los errores son la forma en que aprendemos, pero vivir con intención significa que nuestras lecciones tienen un propósito. Elegimos experimentar con nuestras vidas. Es un trabajo desordenado y aterrador, pero es lo que nos mueve hacia adelante, en la dirección de nuestros sueños. Pero nada cambia a menos que encuentres el coraje para dar el primer paso.

 

Cómo vivir intencionalmente

TODO EMPIEZA CON SUS VALORES FUNDAMENTALES + VISIÓN

 

¿Entiendes todo el asunto de la “dirección / destino” que acabas de leer? Tus valores fundamentales son la clave para elegir tu dirección. No necesitas tener toda tu vida resuelta, pero SÍ necesitas saber qué es lo más importante para ti, que quieres lograr…

 

Los valores fundamentales de cada persona son diferentes. Los míos incluyen: cuidar de mí misma y mi crecimiento personal, cuidar de mis relaciones y familia, aprendizaje permanente y libertad (solo por nombrar algunos). Estos valores forman mi visión de vida, y su vez, guían mis elecciones.

 

Reflexiono sobre mis valores y mi visión todos los días. Realmente es simple: define lo que te importa y luego, haz todo lo posible para alinear tu vida en consecuencia.

 

Si no tienes idea de cuáles son tus valores fundamentales, comienza por pensar en momentos en los que te hayas sentido orgullosa o feliz, y piensa al rededor de ellos…

 

Algo así como: cuando hago esto _____ me siento feliz. ¿Porque? Por ________ Ok decidido, quiero más de esto en mi vida. Lo mismo al contrario.

 

Generalmente, nos sentimos bien cuando vivimos y actuamos de acuerdo con nuestros valores, y nos sentimos mal cuando violamos nuestros valores. O si todavía está confundida acerca de tus valores, entonces esto te ayudará.

 

Cuando te conoces y empiezas saber lo que quieres, puedes asegurarte de que la vida que estás viviendo en el exterior coincide con lo que tu corazón dice en el interior. ¡Aquí es donde comienza la magia!

 

ACEPTA LA RESPONSABILIDAD

 

Una gran parte de la vida intencional es aceptar que tienes el poder de cambiar. Aquí es donde estuve atrapada durante mucho tiempo. Le echaba la culpa a la situación o etapa de vida.

 

Me dije cosas como:

 

No se supone que la vida sea siempre lo que tu quieres….

Así son las cosas.

Soy “adulta”, esto es lo que significa ser un adulto, ser mamá, ser esposa… Ya no hay tiempo para sueños y boberías, ni modo, no te toco viajar, ni modo a ti no te toco ser escritora, a ti te toco hacer otras cosas, acéptalo y agradécelo.

… Y luego, usaría estas frases como excusas para vivir una vida ordinaria.

 

Por supuesto, esto no significa negar la realidad. Sé que todos enfrentamos obstáculos (algunas personas considerablemente más que otras) y siempre habrá cosas fuera de nuestro control. La vida es, sin duda, dura para muchas personas. Las situaciones son difíciles pero como reaccionamos y como nos afecten tiene que ver con como estemos internamente.

 

He estado ahí. He vivido situaciones difíciles, pero lo peor es que dejé que estos desafíos me definieran, y no de una buena manera. Tuve una mentalidad de víctima durante mucho tiempo y esto me limitó mucho más que mi situación financiera y familiar.

 

Me tomó valor finalmente reconocer que había otras opciones, a pesar de los problemas en mi vida. Solo tenía que estar dispuesta a trabajar duro, enfrentar críticas y tomar decisiones difíciles. Poco a poco aprendí que no podía controlar todo en mi vida, pero esto no significaba que fuera completamente impotente, y tú tampoco lo eres.

 

TOMA DECISIONES PEQUEÑAS Y REPITE LAS ACCIONES…

 

La vida intencional se trata de tomar la decisión todos los días de vivir la vida que más deseas. Si no tienes los recursos, como tiempo o dinero, está bien comenzar con algo pequeño. A veces es incluso mejor de esa manera porque la consistencia y la perseverancia son lo que más importa a largo plazo.

 

Por ejemplo, si quieres ser artista, podrías tomar la gran decisión de ir a la escuela de arte. Es una superoportunidad, pero debes saber que este acto, por sí solo, no cambiará el curso de tu vida ni te convertirá en una artista.

 

Te conviertes en artista al tomar un pincel o un cuaderno de bocetos y hacer arte todos los días (incluso si apesta). Puedes hacerlo en la cocina de tu casa mientras tus hijos duermen la siesta. Y puedes complementar yendo a la escuela de arte para mejorar técnica. Pero la cosa está en tomar acción hacia tus sueños.

 

Ahora una advertencia: vivir intencionalmente no se trata de perfección. Te caerás del vagón, cometerás errores y probablemente habrá ocasiones en las que pases meses sin hacer las cosas que amas. La vida viene en estaciones, así que sé amable contigo misma.

 

En cierto sentido, perderse y encontrar un camino de regreso a tu propósito es parte de una vida intencional. Es una práctica de por vida, con énfasis en la práctica. Es preguntarte todos los días: “¿Qué puedo hacer que me dirija en la dirección de mis sueños?”

 

Existen muchas estrategias para siempre estar sintonizada con tus propósitos, yo llevo muchos años estudiándolas y poniéndolas en práctica y funcionan.

 

La vida intencional es decidir salir a correr por la mañana o llevar un almuerzo para llevar. Es decir “no” a las tazas de café desechables y, en cambio, traer una reutilizable de casa. Es tirarte al suelo y pasar diez minutos con tus hijos, sin distracciones, disfrutando el momento que designaste para estar con ellos al 100% sin estar distraída pensando en los trastes sucios.

 

Se trata de desconectar las expectativas y el ruido y, en cambio, tomar una decisión consciente para elevar las prioridades de tu vida, incluso cuando el mundo está tratando de distraerte.

 

NO HAY RESPUESTAS CORRECTAS O INCORRECTAS

 

Vivir intencionalmente se trata de ser honesta y hacer lo que te parezca correcto. No hay respuestas correctas o incorrectas siempre que seas fiel a tu yo auténtico.

 

No compares tu vida con la de amigos, familiares o extraños en Internet. Cada uno tenemos una vida diferente con diferentes sueños, no puedes copiar la mía o la de alguien porque entonces se pierde por completo la intención. Tampoco hay una fecha de caducidad para tus sueños, esta es una elección de forma de vida y es para siempre, siempre estarás trabajando para llegar a esas metas. 

 

Y recuerda, equivocarte y cambiar de parecer son una prueba de que realmente estás viviendo. Una vida bien vivida es una vida desordenada pero de una manera hermosa y con propósito. No siempre será fácil, pero es mejor que vivir en piloto automático, simplemente existir y observar el mundo desde las gradas.

 

LA VIDA INTENCIONAL ES UN PROCESO CONTINUO

 

No hay una línea de meta. Vivir con intención significa estar en constante comunicación contigo misma, decidir qué funciona (y qué no) y hacer pequeños ajustes todos los días.

 

Es un trabajo constante, pero es del mejor tipo: crear una vida que realmente amas.

 

¿Cómo empezar?

 

  • Mantén un diario.

 

Antes de tomar una decisión, pregúntate siempre: “¿Encaja esto en la vida que estoy tratando de construir?”

 

  • Tener una mentalidad de crecimiento

Una de mis cosas favoritas de la vida intencional es que es un estilo de vida que siempre cambia. Siempre estamos aprendiendo algo nuevo, agregando una nueva opinión a nuestra visión del mundo, etc. Siempre estamos creciendo.

 

Por eso, no te sorprendas si algunos de tus valores cambian con el tiempo. Es normal.

 

  • Crear metas intencionales

Tener metas que quieres cumplir es una parte básica del estilo de vida intencional.

 

Si quieres dar el siguiente paso hacia la vida intencional este 2021, te invito a descargar la visualización guiada  para plantear tus sueños y empezar a vivir con intención.

consigue lo que quieres

 

Este ejercicio es GRATUITO para cualquier persona que se sienta estancada y necesite ayuda para dar los primeros pasos hacia una vida con proósito e intencional.

 

En el transcurso de un mes, te llevaré a través de mi estrategia personal para plantarme metas y convertirlas en INEVITABLES. Recibirás acceso a una guía con mas de 80 páginas y 40 ejercicios que te llevarán a enontrar tu propósito, las lecciones que aprendí y actividades simples que TÚ puedes hacer para vivir con intención.

 

Más de 140 mujeres han hecho el programa y han comenzado a vivir con intención. ¿Te unirás a ellas? Haz clic aquí para unirte o para obtener más información.

la vida de tus sueños

¿Cómo te sientes con tu “por qué”? ¿Está lista para un cambio de dirección o estás contenta con el lugar al que te diriges? ¿Estás viviendo con intención hoy? ¡Házmelo saber en los comentarios! 

 

Nunca olvides que eres única e irrepetible. El mundo necesita tu pasión talentos y regalos únicos. Eso es algo personal. Si quieres convertirla en negocio yo te quiero ayudar. 

Si quieres emprender online ve aquí

Si quieres viajar ve aquí

Si quieres seguir este camino de crecimiento personal ve aquí.

Si te gusto este post, guárdalo. Haz pin aquí. Compártelo a alguien que lo necesite. 

¡No estas sola!

Para encontrar las respuestas a todos estos puntos te invito a registrarte en nuestro grupo de Facebook. Somos una comunidad de más de 3000 mujeres creativas que busca algo más de la vida, y buscamos transformarla mediante viajes y emprendimiento online. Si estos temas te interesante invito a unirte, ahí encontrarás muchas mujeres empezando su blog como tú y además doy algunos entrenamientos extra que complementan mi curso gratis de como hacer tu página web en 1 día.

 

Tu propia jefa es mi nuevo libro best seller de venta exclusiva en Amazon. Es una guía que te lleva paso a paso a construir el negocio de tus sueños. Descarga un fragmento gratis  para que te ayude a hacer tus sueños realidad, convertirte en tu propia jefa y vivir de tu pasión. Aqui.

 

comments +

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.